sábado, 27 de enero de 2018

Niño

Corre un Niño a lo largo y a lo ancho del jardín. Se enreda en un arbusto, para mirar sus frutos. Ríe alborozado. Lleva y trae pequeños tesoros que encuentra por ahí. Una ramita, una semilla, unas hojas secas.

Corre y valeroso se trepa con esfuerzo en una silla del jardín. Desde allí me llama: ¡mamá! ¡Mamá! Y señalando con el dedo, nombra, como el primer hombre, todo lo que lo rodea:" árbol, flor, agua, árbol, arbol" en su media lengua de niño de año y medio.

Asombrado y feliz, descubre la novedad de la vieja creación.

1 comentario:

  1. ¡¡qué bueno, Rochi!! Lindísimo escrito.

    ResponderEliminar